lunes, 18 de marzo de 2019

Cómo hacer buñuelos de cannabis



Nuestros amigos cultivadores de Valencia están celebrando las Fallas. Por ello, desde Growbarato.net en esta ocasión os presentamos una receta típica de estas fechas y que, perfectamente, podemos hacer nosotros en cualquier ocasión para disfrutar de un rato de risas con los amigos. Nos referimos a los buñuelos y que, hemos modificado la receta para añadirle cannabis.Un dulce muy fácil, sencillo y rápido

A continuación, os detallamos cómo hacer unos buñuelos con cannabis.

Ingredientes
  • 4 huevos
  • 500 gr. de harina
  • 60 gr. de mantequilla de marihuana
  • 250 ml. de agua
  • Leche (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Azúcar

Preparación
Comenzaremos calentando el agua en un cazo y, cuando rompa a hervir, añadiremos nuestra mantequilla de cannabis para derretirla. Seguidamente, incorporamos los 500 gr. de harina y la leche (opcional). Mezclaremos enérgicamente todos los ingredientes hasta que logremos una masa homogénea y bastante dura que no se pegará a la olla. En ese momento, tendremos que retirarlo del fuego y dejaremos enfriar la masa tapada con papel de film.

Transcurridos entre 30-40 minutos, añadimos los huevos a la masa y los mezclamos bien. Amasaremos bien nuestra mezcla hasta que esté totalmente consistente.

En este momento, pondremos a calentar el aceite en una sartén (preferiblemente que tenga las dimensiones de un wok para poder cocinar con mayor comodidad). Mediante la ayuda de un cucharon, iremos haciendo los buñuelos y echándolos al aceite hirviendo. Es muy importante no hacer los buñuelos de un gran tamaño o poner muchos al mismo tiempo para evitar que se peguen entre ellos al inflarse a causa del aceite. Lo dejaremos en el aceite hasta que el buñuelo adquiera un tono dorado.

Por último, le añadiremos un poco de azúcar sobre los buñuelos y solo nos quedará comérnoslos. Estos dulces cannábicos podemos acompañarlos con lo que queramos, pero según nos cuentan nuestros amigos valencianos la mejor forma es acompañado de un chocolate caliente.

Una forma divertida con la que consumir vuestra marihuana mientas disfrutamos de una tarde de risas con los amigos.

Desde Growbarato.net os recordamos que cuando cocinamos con cannabis extraemos el agente psicoactivo (THC) añadiéndolo a nuestra receta. Por ello, os recomendamos introducir pequeñas dosis ya que el THC llega a nuestro organismo de forma diferente. Cuando se consume fumada, de los pulmones accede directamente a la sangre, motivo por el que su efecto es inmediato. Pero al ingerirla hemos de esperar a hacer la digestión para sentir sus efectos.

jueves, 14 de marzo de 2019

Semillas a granel con sabores afrutados



En esta ocasión, desde Growbarato.net os presentaremos algunas de nuestras variedades de semillas a granel que más nos gustan, y todas con sabores afrutados y dulces. En el mercado actual podemos encontrar innumerables genéticas que nos permiten a los cultivadores seleccionar aquellas variedades que más nos atraigan teniendo en cuenta su olor, sabor o efecto.

Visitando nuestro catálogo de semillas a granel podemos encontrar variedades con sabores que nos recuerdan a los frutos del bosque, cítricos o a sabores dulce como el de un chicle. Todo esto es gracias a los terpenos. Unas moléculas orgánicas que protegen a nuestras plantas de los depredadores, además de ayudarlas a captar a los insectos para su polinización y las protegen de las elevadas temperaturas.

Los terpenos nos proporcionan a los consumidores un amplio abanico para los sentidos. Desde el gusto y el olfato, además de determinados efectos psicoactivos. Según los estudios, existen más de 100 tipos de terpenos y sus combinaciones nos permiten crear infinitas variedades de plantas.

En esta ocasión nos centraremos solo en aquellas variedades de sabores frutales o afrutados. Estas, las podemos subdividir según atendiendo a su sabor: cítricas (con sabor a limón o naranja), a frutos rojos (fresa o arándanos) y tropicales o exóticas (piña o chicle).

Frutos Rojos
Entre las variedades más conocidas con sabores a frutos rojos y del bosque encontramos las Auto Blueberry Haze. Famosas por sus tonos azulados durante los últimos meses de cultivo, sobre todo con temperaturas bajas por la noche.

Una planta que se distingue por su carácter fuerte y su sabor dulce con un fundo terroso intenso.

Cítricos
Posiblemente, las variedades cítricas son de las más abundantes en el mercado. Sabores como el limón, la naranja o el pomelo son característicos de este tipo de plantas. Entre ellas estas variedades, encontramos en nuestro catálogo de granel la Lemon 100% Feminizada. Una planta que nos ofrecerá unos densos y largos cogollos Haze.

Una variedad perfecta para aquellos cultivadores que buscan un sabor que les recuerde a los caramelos de limón. Además, con unos aromas que fusionsa el dulzor de una skunk junto a unos matices incensados típicos de las haze.

Exóticos
Piña, mango o la banana son algunos de los sabores que encontraremos entre las plantas de estas variedades. Ejemplo de ellas son las AutoBanana XL 100% Feminizada. Una variedad autofloreciente con un sabor a plátano que la ha hecho famosa en el mundo entero. Además, al ser una planta XL conseguiremos grandes cosechas, siempre que no haya sufrido ningún tipo de estrés.

Por último, dentro de las variedades exóticas no podíamos olvidarnos de los sabores a gominola o chicle. Muy atractivos por los aromas dulzones que nos recuerdan a la infancia.

En este caso, os presentamos la Bubble 100% Feminizada, una planta de fácil cultivo de pequeño tamaño ideal para indoor. Una planta que ha marcado la historia del cannabis desde los años 80. La fama de esta planta es debida su sabor a chicle y que es perfecta para todos aquellos que comienzan a adentrarse en el mundo del autocultivo.

jueves, 7 de marzo de 2019

¿Qué son los estimuladores de floración?



Muchos cultivadores noveles nos preguntan cómo conseguir buenas producciones de sus plantas. Por ello, desde Growbarato.net siempre os recomendamos emplear estimuladores de floración. Estos fertilizantes nos aumentarán el número de flores entre nudo y nudo de nuestras plantas. Esto provocará que los cogollos estén muy juntos unos de otros formando largas porras sobre cada brazo.

Cuando nos iniciamos en el autocultivo, muy a menudo, los cultivadores suelen olvidarse de este complemento, por su desconocimiento o por su elevado precio, adquiriendo solo abonos base. Pero, cuando lo prueban, reconocen su importancia y que la inversión no están elevada gracias a los resultados.

¿Cuándo utilizar los estimuladores de floración?
Durante las primeras semanas de floración de nuestra planta será el momento de utilizarlo debido a que en ese período es cuando se crean las flores. Por ello, hemos de estimular este momento para impulsar el proceso.
Finalizado esta etapa, dejaremos de emplearlo ya que aumentaríamos la Ec innecesariamente. Posteriormente les haremos crecer y engordar utilizando otros fertilizantes, como un abono base, azúcares, o un PK para el engorde.

A continuación, os mostramos una serie de estimuladores que nos aumentarán el volumen de flores. Pero, recordad, que para aumentar el peso de nuestro autocultvo siempre hemos de combinarlos con el resto de fertilizantes de la marca

Green Sensation
Green Sensation de Plagron es uno de los mejores estimuladores del mercado que deberemos emplear durante las últimas 4-6 semanas. De esto modo, aplicaremos el PK extra y azúcares que necesitan nuestra cepas. Conseguiremos cogollos más densos y resinosos.

Además, podremos utilizarlos en cualquier medio que vayamos a cultivar, tierra, hydro y coco. Solo habremos de añadir el estimulador al agua de riego, así como el resto de nutrientes habituales.

Top Max
Con Top Max de Biobizz conseguiremos que nuestras plantas aumenten de tamaño y de peso de sus flores. Un ingrediente  100% orgánicos con increíbles resultados en todo tipo de sustratos tanto en interior y exterior. Por el contrario, no es apto para sistemas de riego por goteo debido a que puede obstruir los conductos.
Este estimulador está compuesto por ácidos húmicos y fúlvicos que activa en nuestras cepas el flujo que permiten el transporte de los nutrientes por la planta.

Bud Fuel Pro
Por último, con Bud Fuel Pro de Grotek lograremos que nuestros cultivos absorban una gran cantidad de nutrientes y formen un mayor número, y tamaño, de flores. Comenzaremos a utilizarlo al final de la etapa de crecimiento hasta el final de nuestro cultivo para conseguir acelerar la formación de cogollos.
Bud Fuel Pro se añade al agua de riego en combinación con fertilizantes básicos que aportarán la comida principal para tus plantas.

jueves, 28 de febrero de 2019

¿Cómo hacer esquejes de marihuana?



Cuando nos iniciamos en el autocultivo recibimos multitud de palabras que no conocíamos y que nos pueden ser de gran utilidad. Uno de estos términos son los esquejes. Un modo de reproducir nuestras plantas de marihuana y que desde Growbarato.net, os vamos a presentar qué pasos seguir y cómo cuidarlos durante los primeros días para conseguir unos clones perfectos de nuestra planta favorita.

Para hacer esquejes necesitamos:

Pasos a seguir
El primero de los pasos que haremos es seleccionar una planta madre. Para ello elegiremos aquella cepa que más nos guste porque es más productiva o porque es más rápido su tiempo de floración. Os recomendamos siempre escoger regulares y feminizadas. No deberemos de seleccionar aquellas plantas autoflorecientes ya que estas al no pasar a floración debido al fotoperíodo sino por un tiempo cronológico, obtendremos resultados deficientes al clonar estas plantas.

A continuación, seleccionaremos en nuestra planta madre un tallo de unos 15-25 cm que será nuestra futura planta. Cortaremos la rama en forma de flauta y con un nudo que podamos enterrar, unos 3 cm de tallo por debajo del nudo y unos 15 cm hasta las primeras hojas. Cuando tengamos listo nuestro esqueje aplicaremos con la ayuda de un pincel las hormonas enraizantes pintando la parte del tronco que vayamos a enterrar en la maceta o Jiffy.

El siguiente paso será llenar de tierra las macetas donde colocaremos nuestros esquejes y regaremos para humedecer la tierra. A continuación, realizamos un agujero en el centro de la maceta de un diámetro superior al tronco de nuestro esqueje para, así, no estropear las hormonas enraizantes.

Una vez hayamos colocado nuestro esqueja en la maceta, apretaremos la tierra hacia el esqueje para sujetar nuestra plantas y la tendremos lista para meter en el invernadero. A partir de este momento, y hasta que enraíce, no debemos volver a mojar el suelo. Nuestro esqueje tendrá que vivir con la humedad ambiental hasta que consiga la humedad de la tierra cuando tenga raíz.

En este momento, nuestro esqueje necesitará un 90 % de humedad y tendremos que introducirlo en nuestro invernadero. Pulverizaremos las hojas pero sin mojar la tierra. Por ello, es recomendable regar nuestros esquejes en oblicuo para evitar mojar la tierra y retiraremos el exceso de agua de las hojas sacudiéndolas.

Aproximadamente, en 14 días podréis ver las raíces en vuestras macetas. A continuación os explicamos que hacer cada uno de los días.

  • Día 1: Haremos e introducimos nuestros esquejes en el invernadero como hemos explicado.
  • Día 2: Quitaremos la tapa unos 2 o 3 minutos para secar las gotas de agua producidas por la humedad. En el interior habrá suficiente humedad y no hará falta todavía pulverizar las hojas.
  • Día 3: Pulverizamos los esquejes. Para ello los sacaremos fuera del invernadero y pulverizaremos en oblicuo sin mojar la tierra y eliminando el exceso de gotas de agua de las hojas.
  • Día 4: Solo quitaremos la tapa y secaremos las gotas de agua.
  • Día 5: Volvemos a pulverizar las hojas tal y como en el cuarto día y eliminaremos las gotas de agua de la tapa del invernadero.
  • Día 6: Secaremos las gotas de agua de la tapa y dejaremos 30 minutos abiertas las ventanas para que, de este modo nuestro esqueje se adapte al aire menos húmedo y comience buscar la humedad con las raíces.
  • Día 7: Pulverizamos nuestro esqueje, eliminamos el exceso de agua de las hojas así como las gotas de la tapa. Dejaremos las ventanas del invernadero abiertas 2 horas.
  • Día 8: Secaremos la tapa del invernadero y dejaremos las ventanas abiertas 6 horas.
  • Día 9: Pulverizamos nuestro esquejes igual que en los días anteriores y dejaremos las ventanas abiertas 18 horas.
  • Día 10: A partir de esta fecha, nuestros esquejes deben de comenzar a enraizar. Por ello, quitaremos la tapa del invernadero y mantendremos con agua de riego sin pulverizar pero sin encharcar la maceta. Durante, los siguientes 3/4 día deberemos mirar por debajo de la maceta hasta que veamos las raíces. En ese momento, estará lista para ser trasplantada a su maceta definitiva.


jueves, 21 de febrero de 2019

¿Cuáles son los diferentes tipos de extracciones de cannabis?



Entre los consumidores de cannabis existen diferentes modelos de fumadores, aquellos que disfrutamos con nuestra hierba natural o los que prefieren las extracciones. Esta segunda opción nos proporcionará el fruto más preciado de nuestra hierba, el polen.

Existen varias maneras de aprovechar al máximo el cannabis mediante distintos procesos de extracción de su resina, procedimientos que hoy en día son muy comunes, por lo que siempre podrás elegir el que más se adapte a tus gustos y posibilidades. Por ello, desde Growbarato.net os recomendamos seleccionar aquellas plantas de marihuana que presenten altos niveles de resina durante nuestro autocultivo. Utilizaremos, después de la poda, las hojas y troncos cargados de resina ya que no podemos fumárnoslos pero sí aprovechar su resina.

Para lograrlo tenemos tres opciones:

Extracciones en seco
Es uno de los métodos más fáciles y sencillos con el que podemos extraer polen de nuestras plantas. Para ello colocaremos nuestra marihuana sobre una malla tamizadora y la golpearemos. Esta acción hará que el polen atraviese la malla y quedándose esta con la marihuana. Una técnica muy empleada en Marruecos pero utilizando grandes mallas sobre las plantas enteras.

Asimismo, otros métodos de extracción en seco son las lavadoras y shakers. Las lavadoras nos permiten extraer nuestro polen en pocos minutos gracias a la fuerza centrífuga. Como advertencias os informamos que el tiempo es muy importante en estas extracciones ya que si nos pasamos podemos perder calidad en el producto final.

Por otra parte, disponeos de shakers que ofrecen una forma más rápida de extracción y sin perder tanta hierba. En esta línea, también podemos realizar pequeñas extracciones utilizando nuestro grinder con rejilla. Cuando molamos un pequeño cogollo este golpeará la rejilla haciendo que el polen la atraviese y caiga en un depósito.

Extracciones en hielo
Otro método cada vez más empleado por consumidores de cannabis son las extracciones en frío. Este consiste en congelar durante 24 horas todas las hojas de tu planta después de la poda y conseguiremos extraer la mayor cantidad de tricomas. De este modo, separaremos fácilmente dejando sobre un tamiz la parte vegetal. Así, extraeremos un producto de primera calidad y pureza que se caracteriza por hacer burbujas cuando es quema en una pipa de cristal.

Extracciones químicas
Por último, en este tipo de extracciones debemos de emplear una sustancia que funcione como solvente. Este método nos permitirá alcanzar una gran pureza en los cannabinoides a diferencia de los anteriores. Concretamente, para confeccionar BHO (Butane Hash Oil) se emplea butano para llevar a cabo extracciones de THC que superan el 60% de concentración.

jueves, 14 de febrero de 2019

¿Qué es el dabbing?



Muchos quizás hayáis oído hablar del ‘dabbing’ o tal vez lo estéis utilizando en estos momentos. Este artículo va destinado a aquellos neófitos que decidan profundizar en el mundo de las extracciones de BHO. Un método con el que absorberemos hasta un 75% de los cannabinoides  de nuestra planta y que hace al aceite de cannabis (o BHO) en uno de los más potentes productos cannabicos.

En los últimos meses, influencers de Europa y América suben a diario stories aspirando sus extracciones en  pipas de agua. Pero su origen se remonta a la década de los 60 y 70 cuando algunos consumidores de aceite de cannabis emplean dos cuchillos (calendados previamente) para aspirar el vapor.  Esta técnica se utilizó hasta que en el siglo XXI se inventase la pipa de agua destinada para las vaporizaciones de BHO. Actualmente, el dab se ha extendido en EEUU y Europa apareciendo copas cannábica especializadas en la realización y consumo de extracciones.

Pero para poder disfrutar cien por cien de nuestras concentraciones de aceite de cannabis necesitamos: 

Uno de los elementos imprescindibles para poder disfrutar de nuestras extracciones es el bubbler. También conocida como pipa burburjeadora, se trata de una pipa de agua cuyo objetivo es filtrar y dividir el humo o vapor en pequeñas partículas que se enfrían con mayor rapidez.
Son dispositivos confeccionados con borosilicato y son famosos por su reducido tamaño. En Growbarato.net podéis encontrar diferentes modelos para disfruta de nuestro BHO.



Se trata de un utensilio con el que colocaremos nuestro BHO y no nos dejará sabor cuando fumemos nuestro vapor.  Utilizaremos el dabber para colocar las muestras en el clavo de titanio. Debemos, en este momento, ir con cuidado para no perder la muestra. Además, es recomendable  utilizar un dabber de titanio para evitar dejar ningún sabor en  las extracciones. Si utilizamos materiales de poca calidad o no aptos para este fin puede desprender un humo tóxico y proporcionar un mal sabor cuando fumemos nuestro BHO.


Junto al bubbler, el clavo nos permitirá degustar nuestras extracciones de aceites vaporizándolos. Podemos encontrarlo fabricado con diferentes materiales como cerámica, borosilicato o titanio. Estas últimas, ofrecen la posibilidad de degustar nuestras muestras de BHO con el mejor sabor y el mínimo residuo posible.

El e-nail o clavo electrónico se trata de un clavo con batería y resistencias que nos permite consumir nuestras extracciones sin utilizar ningún soplete. 


jueves, 7 de febrero de 2019

Semillas autoflorecientes



Cuando nos adentramos por primera vez en el cultivo de la marihuana, uno de las primeras cuestiones son las semillas. Las plantas de marihuana necesitan un gran aporte de luz para crecer y florecer. Y, partiendo de esta base existen dos variedades: fotodependientes y autoflorecientes. En esta ocasión, desde Growbarato.net nos centraremos en este último tipo, las semillas auto.

La principal característica de las semillas autoflorecientes es que no dependen de un ciclo de luz-oscuridad como sí sucede con el resto de variedades. Esto significa que nuestras semillas florecerán igual sin importar la duración del fotoperíodo.  

Las variedades autoflorecientes suelen necesitar buena iluminación y pueden desarrollarse perfectamente con fotoperíodos de 18 horas de luz y 6 de oscuridad. Algunos cultivadores, incluso, aseguran que es posible cultivarlas e incluso aumentar su rendimiento con un fotoperíodo de 20/4.

El cultivo de semillas autoflorecientes nunca se ha sido visto por buenos ojos por muchos cultivadores que se han mostrado reacios a utilizarlas. El motivo, es que es común la creencia que se tratan de plantas de mala calidad y pequeñas. Una situación que, en sus inicios era cierta, pero en GrowBarato.net llevamos plantando autoflorecientes desde su aparecieron y hemos observado su evolución cultivo a cultivo. Por ello, podemos afirmar que, actualmente, conseguimos plantas muy parecidas a las de temporada pero en apenas 2 meses desde que germinamos.

Lo fundamental, es ofrecer siempre buenos cuidados, sea cual sea la variedad, para obtener plantas con una buena calidad y con un buen tamaño.

Por otra parte, una de las principales características de las plantas autoflorecientes es casi la ausencia de plagas de insectos y hongos en nuestras cepas. El motivo, es que gracias a su rápida floración no da tiempo a que aparezcan los bichos.

Para Growbarato.net este tipo de semillas son la mejor opción para cultivos en espacios pequeños o indoor, debido a que no crecen mucho y su corto ciclo la hacen una planta muy discreta. Además, una opción muy recomendable para cultivadores noveles, así como aquellos que buscan obtener cosechas en poco tiempo. Al no necesitar fotoperiodo, tendremos nuestra producción cuando completen su ciclo de 60 a 70 días. Además, no sufrirás preocupaciones de contaminación lumínica como sucede en las feminizadas.

Puedes visitar nuestra sección de semillas autoflorecientes donde podrás elegir aquellas cepas que mejor se adapten a tu gusto y efecto buscado.